miércoles, 18 de febrero de 2015

Tuxcabulario #6: ¿Qué es el BIOS?

El BIOS (Basic Input-Output System por sus siglas en inglés que es cómo más se estila o en español "Sistema Básico de Entrada y Salida") es una pieza de software cuyo objetivo es localizar, reconocer y probar todos los dispositivos de hardware que conforman el sistema y lanzar el gestor de arranque necesario para cargar el sistema operativo. El acceso al BIOS para su configuración es posible instantes después de encender el equipo y esto es particularmente útil para aquellos deseando instalar Linux en su computadora y más adelante veremos porqué.

Lo particular del BIOS es que se encuentra integrado a la motherboard (placa base o tarjeta madre) almacenado dentro de un chip. Es decir, tiene un componente físico (dicho chip) y un componente de software que es el progama en si mismo. E imaginas bien, si dicho chip es dañado verás porque BIOS significa también "vida". Alternativamente me gusta pensar en el BIOS como "el sistema operativo de la motherboard", lo cuál si no es del todo preciso, tampoco carece totalmente de sentido.


Resumiendo, podemos decir que el BIOS funciona como el puente de enlace primario entre el proceso de reconocimiento y carga de los diferentes componentes de hardware y la carga del gestor de arranque de nuestro sistema operativo.

El BIOS de cada computadora varía, porque?
Porque las diferentes variantes de BIOS son diseñadas por distintas compañías. Entre algunas de las más conocidas están AMI (America Megatrends), Phoenix, Award, Biostar, Ali, Intel... y la lista se extiende, pero ahora sabes porque aparecen estas marcas en pantalla al encender tu computadora.

El BIOS te permite modificar la forma en que tu hardware es reconocido y opera, y lo más importante en nuestro caso, te permite establecer desde que dispositivo (que sea apto para ello) arrancará el equipo, lo cual hoy en día puede ser:

Un disco duro
Una memoria USB
Una unidad lectora de CD/DVD o
Una interfaz de red.

Es por eso que nos resulta relevante a aquellos que deseamos instalar Linux en nuestra computadora.

NOTA IMPORTANTE: 
Con el BIOS  NO  se juega.
Se puede decir categóricamente que el BIOS es el componente más delicado del sistema, jugar con él o modificarlo sin saber lo que se hace puede tener consecuencias, entre ellas, dejar el equipo inoperante incluso de manera irreversible. Sin embargo, no es algo a lo cuál tenerle terror, simplemente es de esas cosas a las que hay que tenerle el respeto debido, documentarse correctamente y darle tu atención de lleno al trabajar. Recuerda que la máquina sólo responde a aquello que tú le indicas.

Mi mejor sugerencia si trabajas con el BIOS es...

No tengas cerca a tu perro o gato jugando.
No lo hagas con tu pareja presente si es una fuente de distracción.
No contestes el teléfono descuidando la pantalla.
Mantén conectada tu computadora a una fuente constante de energía eléctrica previendo cualquier apagón, regla de oro trabajando con el BIOS.
No decidas en ese momento darle un trago a tu café o bebida favorita perdiendo la concentración.
Tómate tu tiempo, sé consciente de lo que haces.
No te distraigas... Sólo eso y serás feliz  .)

Como acceder al BIOS?
Habitualmente el acceso al BIOS se lleva a cabo oprimiendo una tecla específica durante la pantalla de arranque de la computadora. Como se comentó antes, diferentes compañías diseñan los diversos BIOS y por ello dicha tecla puede variar.

Para saber que tecla oprimir, observa con atención tu pantalla de arranque, ahí aparece la indicación sobre que tecla es designada o documéntate debidamente al respecto según tu modelo de máquina o motherboard por medio del manual de usuario o referencias oficiales del fabricante. Habitualmente las teclas de acceso llegan a ser F1, F2, Esc, Supr, pero lo responsable es observar tu pantalla o documentarte debidamente.

Hay entradas específicas dentro del BIOS para modificar el dispositivo de arranque del equipo a través del menú "Boot Sequence" (secuencia de arranque), aunque en equipos más viejos en ocasiones puede llegar a encontrarse en las "Opciones Avanzadas", insisto, cada BIOS es distinto y por ello siempre la mejor opción y la más responsable será documentarse correctamente.


Cabe mencionar que si se cambia el dispositivo de arranque en el menú del BIOS, hay que poner atención en que una vez concluida la instalación, lo sano es regresar a la secuencia anterior para evitar sobresaltos.

Esto no es regla, pero es lo sano, en virtud de que en muchas ocasiones los usuarios llegan a dejar dentro de la computadora algún CD o DVD, el mismo medio de instalación o algún dispositivo de almacenamiento USB conectado. Esto debido a que en subsecuentes arranques, el BIOS buscará primero un medio de inicio entre los dispositivos que hallamos indicado, antes que hacerlo desde nuestro disco duro; claro, a menos que entendamos que ya estamos ejerciendo la computación de una manera más consciente y razonada y que nunca es buena idea dejar ningún medio de almacenamiento insertado dentro del equipo o conectado a él antes de encenderlo o de apagarlo.

Sin embargo, en estos días ya no es siempre necesario acceder al BIOS para indicar al equipo desde que dispositivo arrancar y justo abordaremos eso a continuación.

Cambiar el dispositivo de arranque sin acceder al BIOS.

A través de los años se ha hecho más común que los usuarios tengan interés o necesidad de probar sistemas operativos diferentes al que sus computadoras presentan preinstalado, por ello los fabricantes de equipo han flexibilizado la operación de indicar el dispositivo de arranque al BIOS sin necesidad de que el usuario accese directamente a él.


Para ello, en equipos relativamente recientes, han agregado aparte de la posibilidad de ingresar al BIOS mediante la tecla correspondiente, la opción de también indicar a éste, mediante otra tecla, desde que dispositivo arrancar. Ambas opciones desde la pantalla de inicio.



Cada fabricante llama a esta opción a su modo, algunos conservan el nombre de "Boot Sequence", mientras que otros le llaman "Boot menú", etc... pero igualmente hay que observar si en nuestra pantalla de arranque se indica la tecla para esta función, la cual nos ahorra el entrar al BIOS o cambiar la secuencia de inicio constantemente, pues su ventaja es la de arrancar una vez desde dicho dispositivo.

Por ejemplo, si desearamos arrancar desde un live-CD que contenga un sistema operativo instalable y digamos que la tecla F11 es la que el fabricante ha dispuesto para indicar desde donde queremos arrancar, el procedimiento sería:
Encender la máquina, oprimir la tecla F11 cuando aparezca el logo del fabricante del BIOS y aparecerá el menú en que seleccionaremos el dispositivo desde el cual deseamos arrancar y acto seguido accederemos a nuestro live-CD.
Esta es una de esas entradas algo extensas del Tuxcabulario (y pudo haberlo sido mucho más), pero una totalmente necesaria, tanto para entender más el funcionamiento de nuestro equipo, como también para saber como acceder a nuestros dispositivos de arranque en caso de querer o necesitar instalar Linux en nuestra computadora.


Ya lo había escrito en algún lugar, pero insisto, una vez alguien muy atinadamente me dijo que "el único talento que Linux requiere para ser entendido es leer con atención" y sigue siendo excelente consejo. Después de todo, el conocimiento y la consciencia son contrapartes naturales de la ignorancia y el miedo y son también la mejor vía para alcanzar la libertad y la eficiencia en cualquier cosa que nos propongamos hacer.


Amigos expertos y puristas, recuerden por favor:
El Tuxcabulario no tiene cómo objetivo ser un compendio filosófico o una exploración técnica a profundidad, sino el de ser una simple compilación con las definiciones más básicas y sencillas posibles del término en cuestión para todos aquellos amigos nuevos en el entorno Linux o con deseo de aprender desde cero, por ello, se omiten ciertos detalles que de arranque pudieran hacer parecer a los conceptos algo...  "sencillos".

Como siempre, cualquier dato que deseen agregar a una entrada es sumamente bienvenido en la sección de comentarios. Gracias y hasta la próxima.

PD. Este post no es más que una referencia básica.
NO puede ni debe ser tomado como una guía paso a paso para ningún modelo de equipo en específico.

Cualquier procedimiento llevado a cabo con el BIOS es responsabilidad de cada usuario y lo correcto y responsable (debo decirlo una vez más) es documentarse correctamente a través de los manuales e información que pueda proporcionar oficialmente el fabricante del equipo en cuestión para cada modelo específico. No me responsabilizo personalmente por ningún efecto adverso que cualquier usuario pueda experimentar en su equipo. Mi invitación es a practicar la computación de manera libre, pero también responsable y debidamente informada.

No hay comentarios: